Formación

Las Humanidades

Desde la creación del INSA Lyon "Las Humanidades" se encuentran en el núcleo de la formación de ingenieros abiertos al mundo. Además de las enseñanzas de idiomas, filosofía y cultura, los estudiantes-ingenieros disponen de por lo menos 50 horas de formación dedicada al conocimiento de la empresa y al management.

Esta enseñanza ha sido amplificada en 2004, para dar un mayor espacio a los aspectos no tecnológicos del oficio de ingeniero: finanzas, marketing, gestión de recursos humanos, etc., a fin de preparar a los estudiantes ingenieros a colaborar con los profesionales de estas especialidades.

El INSA Lyon está convencido de que se necesita inventar un humanismo adaptado a los tiempos contemporáneos, cuyos portadores serán los ingenieros.
La Escuela cuenta con un centro de humanidades, el cual agrupa a profesores, equipos y recursos pedagógicos necesarios para la formación de los estudiantes-ingenieros en cuatro campos:

  • los idiomas vivos
  • la aptitud para comunicar
  • las Ciencias Humanas
  • el conocimiento de la empresa y la profesión de ingeniero.

Estas enseñanzas tienen por finalidad otorgar a los ingenieros del INSA la capacidad para dominar sus relaciones con su entorno concreto (la empresa, la sociedad global), insertarse en la sociedad actual y desplegar sus actividades en la misma.
El Centro de Humanidades es un lugar transversal que busca brindar una formación humana, pero igualmente humanista.

Las enseñanzas del Centro permiten a los estudiantes adquirir las técnicas de comunicación oral y escrita y favorecen el aprendizaje de las nuevas tecnologías de la información, de la comunicación y del audiovisual.

Éste brinda una enseñanza en idiomas extranjeros, indispensable para el ingeniero de hoy, necesariamente abierto al campo internacional.

La enseñanza de las ciencias humanas y sociales otorga a los futuros ingenieros las herramientas conceptuales necesarias para abordar la complejidad de lo real social, de la empresa y de la ciencia de hoy.

Estas enseñanzas integran, además, la reflexión ética, aplicando pedagogía innovadoras y activas, que tienen por objetivo permitir a los estudiantes el aprendizaje de la autonomía, la responsabilidad y la ciudadanía, al mismo tiempo que alientan la creatividad y la innovación.